/

lunes, 14 de abril de 2014

Palabra 16 de 52.- PERDÓN



 
EL PERDÓN





Libera del resentimiento de quien ofende...

se renuncia a la ofensa



Éste (el perdón) surge de la libertad y

caridad.



Nace de la voluntad.



El perdón es una decisión de abandonar el

resentimiento.



Perdón, viene de la palabra latina "per donare",

que significa "dejar ir", "dar por" o "dar para"



En griego es "afesis", que significa "liberación"



Cuando ejercemos el perdón, "soltamos" a quien no

ha ofendido o nos ha hecho un mal.



El perdón, antes de ser un hecho social, es una capacidad

humana, en la medida en que intenta lo aparentemente

imposible -deshacer lo que ha sido hecho-. Es una acción

valiente, que pensamos que no podemos lograr.



Es ante todo una decisión personal, una opción del corazón y también de la razón.



Perdonar no es olvidar (cómo bien lo dice nuestro amigo Lao Paunero) sino reconciliarnos con nosotros mismos y con quien nos haya ofendido. Porque perdonar no quiere decir que olvidemos, ya que hay que aprender de las experiencias y olvidar puede llevarnos a cometer el mismo error más veces. No significa olvidar. . . Significa hacer de ese recuerdo una sabiduría.


Para más perdones con nuestra amiga Sindel.





Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándonos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.”



 

14 comentarios:

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Las ofensas creo que pueden perdonarse con más facilidad, pero un dolor irreparable...¿seremos capaces de perdonarlo?

Un buen tema para meditar!
=)

Azulia PourToujours dijo...

Lo sé, yo también me quedé pensando en eso, la verdad que nunca he estado en esos zapatos... pero sí, da mucho que pensar... vaya que ha estado difícil esta palabra. Abrazos Neo.

Oriana Lady Strange dijo...

El perdonar nos permite ser felices y disfrutar la vida, ya que es de humanos equivocarse.
Cariños....

Cecy dijo...

Coincido con Moni, se puede perdonar, aquellas cosas que no dañan de permanente manera. Aunque perdonar sea divino, no estamos preparados para tanta bondad.
De cualquier manera, siempre nos queda el intento. ¿Verdad?

Un abrazo :)

Sindel dijo...

Me gustó mucho tu reflexión y tu punto de vista del perdón. Un beso.

LAO Paunero dijo...

Me hacen muy feliz tus pensamientos Azulia......

Neogéminis Mónica Frau dijo...

Perdonar es reconciliarnos con nosotros y los otros...muy bien dicho!
=)

Tracy dijo...

El perdón tiene mucha enjundia para llegar al centro de él.

G a b y* dijo...

Una gran reflexión, y estoy de acuerdo con lo que expones. Perdonar no implica olvidar... aunque también admito que algunas cosas cuestan ponerlas en la balanza. Hay una frase que late con fuerza cuando se recuerda a los desaparecidos en época de dicatadura "ni olvido ni perdón", y es que me pongo en el lugar de sus familias... y claro, perdonar cuesta bastante.
Besos!
Gaby*

Ilesin dijo...

Es bueno perdonar por que nos libera de sentimientos que como lastres nos impiden avanzar.
Besos

Jorgelina D dijo...

pienso que hay oportunidades que son más propicias para esto de pedir perdón o perdonar, y seguro que es cuando nuestro corazón y mente estén abiertos a ello y nos sintamos anímicamente fuertes.
¡saludos Azulia!

Pepe dijo...

El perdon es patrimonio de las almas grandes, pero... hay algo que se llama justicia, concepto diametralmente opuesto al de venganza. Perdonar dignifica por igual al que otorga el perdón y al que lo solicita, pero debemos aprender que nuestras malas acciones no deben quedar impunes y para eso está la justicia. El olvido no es posible aunque no tiene porque ir asociado a sentimientos de rencor.
Un abrazo.

Yessy kan dijo...

Buen aporte para definir el perdón. El perdonar no sale espontáneamente, y hasta puede ser un acto heroico.
Besos

María dijo...

No, yo creo también como tú que el perdón no es olvidar.

Un beso.

Publicar un comentario

Template by:

Free Blog Templates