/

sábado, 22 de noviembre de 2014

Palabra 40, 41, 42, 43, 44, 45, 46 y 47 de 52.- PÁJARO, OPORTUNIDAD, ABRAZO, AGUA, HORIZONTE, MITAD, LIBERTAD E INFINITO


 
 
Muchas semanas al parecer, pueden ser muchas o pocas, según se vea el caso, ausente y al mismo tiempo estando… permaneciendo. Días y semanas en espera. Sigo esperando. Mi salud no es tan mala, pero no puedo cantar victoria, a veces me siento mal. Y me siento atada. Quiero volar, como ese PÁJARO que se asoma por la ventana. No sentirme así, pero pienso que vale la pena. Un hijo siempre vale la pena, eso y mucho más haríamos por los hijos, aunque sea sufrir y sentir dolor, mucho dolor. No me quejo, más lo comparto. Hoy escribo, mañana quizá no escriba. Hoy lo comparto, y quiero tener esa OPORTUNIDAD de la que siempre gozo al escribir. En las mañanas, siempre ABRAZO a mi niña, es como un ritual entre ella y yo. Su risita y sus carcajadas son como mi mejor medicina, la que mejor me sabe, esa no produce náuseas, ni mareos, ni dolores de cabeza. Extraño que salga un inmenso sol por estos días, han sido días fríos, días nublados, días de lluvia y me hace sentir angustiada, afligida, quizá solo estoy sensible y no es el AGUA de lluvia. Miro al HORIZONTE, y me dijo que es lo me jor que me ha pasado, mi niña, y mi futuro hijito. Él que está ahí, al que siento, al que le hablo todos los días y al que espero contenta. No es la MITAD, sino somos un todo, una unidad, una familia. Sé que Azulia lo querrá tanto como yo. Estoy esperando ya estar libre de trabajo, tener la LIBERTAD de estar en casa, preparar las fiestas decembrinas, preparar el cuarto del bebé. Descansar, dormir, pensar, soñar y esperar el momento. Feliz al INFINITO.



Los invito a que sigan contando la semanas con nuestra amiga Sindel.

 

miércoles, 8 de octubre de 2014

Este jueves, un relato: Encrucijada


La encrucijada del sistema educativo y del cambio social

  

Ayer mismo, me encontraba leyendo casi todo lo relacionado con los sucesos que se registraron el 26 y 27 de septiembre en el estado de Guerrero, sobre los estudiantes asesinados en Ayotzinapa. A pesar de que trabajo en un medio de comunicación y mi contacto a diario es con el mundo periodístico, creo que se me había pasado leer esta nota, entre tantas notas... Y me pareció aberrante. Indigno. Un sobrepasar y pisotear los derechos humanos.

Como mexicanos no hemos olvidado algunas masacres que han marcado la historia del país. Pero ésta, no es una nota entre notas, es una nota que pasa los límites de la crueldad, de la corrupción, de la sensibilidad, de una falta de humanidad y creo que me faltarían tantos adjetivos y palabras.

Cuarenta y tres alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos por la propia policía, por el propio gobierno.

El sistema de enseñanza de hoy en día quiere callar la voz propia de los estudiantes, quiere seres automáticos sin pensar. Cuando ellos piensan y se vuelven rebeldes por la lucha constante de sus ideales. Eres un revoltoso que la autoridad tiene que desaparecer, porque estorbas y eres una manzana que pudrirá a los demás. En resumen, tienes que obedecer.

Si la educación fuera cualitativa, hubiera un cambio social, cambio que algunos pedimos a gritos, los que no somos conformistas, los que queremos un mejor futuro, un mejor país.

Esa encrucijada de ser o no ser un individuo pensante, un estudiante que lucha por su institución, que se rebela ante la autoridad, los llevó quizá a la muerte.



 


 


 




43 alumnos desaparecidos...
 
 
6 personas muertas, entre éstas, tres estudiantes, 20 heridos y 43 estudiantes desaparecidos.
 
Entre los estudiantes asesinados, uno fue cruelmente desollado:
 
 
 
 
Julio César Mondragón (estudiante de la Normal Rural de Ayotzinapa, encontrado desollado)
 


foto tomada de la red
 
 
 
 
¡26 de septiembre, no se olvida! #Ayotzinapa
 
 
 
 
 


Te invito a leer más encrucijadas con nuestro amigo Pepe.
 
 
 
 
 

jueves, 25 de septiembre de 2014

Este jueves, un relato: "Habla del silencio..."





El silencio dice más que mil palabras. Y yo callo, no porque me falten las palabras, sino  porque prefiero prescindir de ellas. Estoy en la quietud del silencio y lo disfruto. Todo calla, todo duerme, y esos momentos son especiales, sobre todo cuando se está consigo mismo. Sola con mis pensamientos. El silencio de la noche me relaja. Y sigo callando, y a la vez digo tanto. Más que aquella que habla sin pensar, que escribe sin sentir. Me canso de escuchar palabras vacías, vanidosas y egolatras, que hoy prefiero callar y soportar el grito, ese grito que emana desde el interior y que uno va sacando de la mejor manera que sabe, quizá gritando o tal vez callando.
 
 
 
Para disfrutar más silencios con Nieves.
 
 
 

martes, 23 de septiembre de 2014

Palabras 35, 36, 37, 38 y 39 de 52.- LLUVIA, VENTANA, PERFUME, ANILLO Y FLOR







Crece cada día y se descubre, no sólo cuando se mira al espejo, sino cuando sus pasos aún pequeños la guían hacia caminos desconocidos. -Agua, mamá, me dice con asombro, al ver las calles empapadas de gotas de lluvia, gotas que inundan viviendas, que causan caos, tráfico y tristeza. Pero ella, que es una pequeña, las mira contenta, como si quisiera atraparlas una a una en sus manitas, que no alcanzan. Y a través de la ventana se esconde su asombro, su risa y ve con detenimiento aquellas personas que pasan corriendo, con los pies mojados.  La casa se llena de un perfume embriagador, natural, de tierra mojada, un aroma que trae el viento, y mi niña da vueltas, como transportada a un lugar que sólo ella imagina, cree tener poder en ese pequeño anillo que se ha encontrado, junto a una flor recién crecida, en nuestro patio, en ese lugar donde nos gusta estar juntas y descubrirnos.
 


 
 
 
 
Para leer más palabras visiten a nuestra amiga Sindel.
 

martes, 19 de agosto de 2014

Palabras 31, 32, 33 y 34 de 52.- MANOS, CORAZÓN, ESPEJO Y MUNDO






En estas semanas, la verdad no las he contado, pero se me han hecho eternas, me he perdido y no he participado en las palabras que semana a semana nos brinda Sindel. Han sido días en los que he estado la mayoría de las veces en el hospital, con chequeos, con exámenes médicos, con piquetes, con sacadera de sangre, tomando medicamentos, escuchando regaños por parte de los médicos. Y sintiéndome mal, me he ausentado algunos días de mi trabajo, pero tengo que regresar con normalidad a trabajar. Y nada, nunca me había sentido así de mal.

El asunto es que no es sólo mi salud la que debo de cuidar, sino la de mi bebé, que si Dios quiere, nacerá en febrero, o antes de febrero a como sigan las cosas.

El viernes pasado fui a una consulta médica y a realizarme mi primer ultrasonido, estuve platicando con mi ginécologo, y me dijo que siguiendo las recomendaciones médicas todo saldría bien, pero que tenía que cuidarme por ser embarazo de alto riesgo. Le pedí que me hiciera una ecografía para saber cómo iba mi bebé.

Estaba muy nerviosa, y los nervios se me quitaron cuando vi en esa pantalla, en blanco y negro, como el bebé se movía, vi que jugaba con sus MANOS, las juntaba y las separaba y me dieron muchas ganas de llorar, pero me aguanté, no quería que nuevamente se me subiera la presión.

El doctor tomó las medidas, y posteriormente escuché su CORAZÓN latir, muy fuerte, pero con los latidos normales.

Ese día salí más tranquila, pensando que tenía que recuperar mi salud y salir adelante por mí, por el bebé que está creciendo en mí, por mi hijita Azulia y mi novio David.

Mi suegra me acompañaba ese día, al caminar a tomar un taxi, vi mi reflejo en una puerta ESPEJO que había en la calle, y vi cómo se estaba formando ya mi panza, algo que yo todavía no había notado. Y me sentí alegre.

Feliz de que venga otra personita a llenar de amor mi MUNDO, y el de los demás.
 
 
 
 
 

miércoles, 30 de julio de 2014

Celebrando!!!!!!





Esta entrada especial para mí, porque quiero darles las gracias a los que me han visitado en este mi espacio, ya son 10,000 visitas, y eso me hace sentir feliz. Porque la verdad pues escribo con el corazón y me gusta compartirlo. Abrí mi blog un domingo 31 de marzo del 2013, con la intención de compartirlo y que hubiera aunque sea solo una persona que pudiera leerme, ya me daría yo por bien servida.

Y nada, muchas gracias, un abrazo a todos ustedes los que pasan por aquí. Trataré de ser disciplinada y no abandonar tanto este blog, ya me he perdido dos semanas de convocatorias jueveras, pero me sentía muy mal de salud, espero su comprensión. Me he sentido mal, pero las ganas de andar por aquí no se me quitan.

Ando atrasada, estoy leyendo a mis compañeros, y pues poniéndome al corriente con la propuesta de Sindel.

Un gusto para mí leerlos, compartir las letras con ustedes y saber que habemos muchos que tenemos en común el gusto por escribir.
 
Gracias de nuevo, en verdad que me gustaría compartir una rebanada de pastel y un café con ustedes. Pero podemos imaginarlo ¿o no?

Este jueves, un relato: "Él y sus circunstancias"















"Vive como predicas, di lo que haces, y haz lo que dices"
Anatole France




Había sido testigo, alguno que otro domingo, de los golpes de pecho de Hilda, su cuñada, cuando lloraba a moco tendido desde el pulpito, cantando una alabanza o vanagloriando a Dios.

La miró varias veces y no lo pudo creer, le dieron ganas de vomitar, de ver tanto drama por parte de ella.


- No sé si la odio, quizá sea algo menos, pero lo que te puedo decir es que no la soporto, no soporto a tu hermana. No la quiero cerca de mí, ni de ti, ni mucho menos de la niña.

- Querida, cambia un poco tu forma de parecer, ella no es mala, simplemente no se da cuenta de lo que hace.

- Ni de lo que dice.- vociferó Sarahí a su esposo.



Esta mujer era el demonio en persona, todos los domingos era una en la iglesia, y a partir del lunes le hacía la vida imposible a cuanta persona se le atravesara, incluso a su propia madre y hermanos. Provocaba peleas familiares, en donde quería imponer su posición, donde solamente ella tenía la razón e insultaba a diestra y siniestra. Maldiciendo al prójimo. Insultando a todas las cuñadas, pues ninguna era digna, según ella, para sus hermanos. Tenía mucha envidia de todas ellas.

De unos años para acá, vive en la amargura, por causa de la infidelidad de su marido, muchos han tenido que pagar los enojos, y los celos que esto le ha provocado. Tiene doble cara, frente al pastor y a la iglesia, se comporta de una manera y fuera de ella, es completamente todo lo contrario que dice pregonar. La familia ya se ha cansado de ella y sus actitudes.

Han planeado desenmascararla un domingo, enfrente de todos los hermanos. La confrontarán, quizá podrán perdonarle, pero primero ella tendrá que arrepentirse y pedir perdón, sobre todo a Dios, a quien más le ha fallado, como hija cristiana que dice que es.
 


 
 
Para más relatos visita The Daily Planet's Bloggers

 

martes, 29 de julio de 2014

Palabra 30 de 52.- GRACIAS






Gracias por un nuevo amanecer, por un nuevo día, por respirar, por la existencia, por seguir aquí...


Gracias a Dios, por mi hijita Azulia, por mi embarazo, y esperando que todo salga bien con este bebé; por mi familia, mi pareja, los amigos, el trabajo, la salud, el alimento, el techo, el vestido...


Gracias por las oportunidades, por las metas, los sueños, los proyectos, los anhelos, los deseos...

Gracias por la compañía, por la naturaleza, por los días, por las noches, por la luna, por el sol,
por las estrellas, por el cielo, por el mar...


Gracias a los amigos virtuales, que no son tan virtuales, porque la mayoría son cálidos, por las palabras de Sindel, por las convocatorias de los jueves, por las creatividades, la magia de todos los bloggeros, por esta comunidad, por los que se toman un tiempito y leen algo de este blog.
 
 
 
 
Para leer más Gracias de nuestros amigos, dense una vueltecita con Sindel.
 
 

domingo, 27 de julio de 2014

Palabra 29 de 52.- TIEMPO






Tiempo que se

nos va cada día,

en el que dejamos

escapar un montón

de sonrisas

por rutinas acumuladas,

algunas muy necesarias.

Más hoy me detengo

y le pido

al tiempo

que me deje

soñar un poco más,

vivir más.
 
 
 
 
Para leer más sobre Tiempo visita a nuestra amiga Sindel.

miércoles, 9 de julio de 2014

Este jueves, un relato: Reinas del grito


"El Grito" de Munch





El cuadro de Edvard Munch en 1893, pintor de expresionismo, es muy famoso y ha sido robado un montón de veces.

El expresionismo fue una corriente artística que buscaba la expresión de los sentimientos y las emociones del autor, más que la representación de la realidad objetiva. Es decir, anteponía esos sentimientos a las propias formas.

La pintura, por tanto, se toma como un medio de desahogarse y de ver la vida con otro punto de vista.

Me llama la atención la desesperación y la angustia que refleja, reflejo del propio autor y de la figura, que puede ser hombre o una mujer, presa del pánico, mirando hacia el espectador, transmitiendo su miedo, atrás un puente que no tiene fin.

La figura humana, situada en el centro, se tapa los oídos en un gesto desesperado de angustia. Su rostro, que recuerda a una calavera, y su cuerpo, están completamente deformados, como también lo está el espacio que lo rodea.

Todo tiembla ante ese grito, todo se desfigura porque forma parte de una realidad interior.

Edvard escribió en su diario unas notas que aclaran el origen de este cuadro: “Iba caminando con dos amigos por el paseo -el sol se ponía-, el cielo se volvió de pronto rojo, yo me paré; cansado, me apoyé en una baranda -sobre la ciudad y el fiordo azul oscuro no veía sino sangre y lenguas de fuego-, mis amigos continuaban su marcha y yo seguía detenido en el mismo lugar temblando de miedo, -y sentía que un alarido infinito penetraba toda la naturaleza”.

El autor plasma así la soledad del protagonista y la indiferencia, humana y material, frente a la angustia del ser humano. Las tonalidades que emplea Munch refuerzan la angustia que agobia al personaje principal.

El gesto de “El Grito”, considerado el más expresivo del arte contemporáneo, representa el desánimo y temor del hombre moderno.
 
 
 
 
 
Para leer más Reinas del Grito, visita a nuestro amigo El Demiurgo de Hurlingham.
 
 
 

lunes, 7 de julio de 2014

Palabra 28 de 52.- NOCHE







Las estrellas que brillan

a lo lejos,

pero muy lejos,

alumbran esta noche

tan oscura,

que se viste de un disfraz

de silencio,

de una quieta paz,

que mece con ternura

las hojas de algunos

árboles de esta inmensa

ciudad.

Más la luna la acompaña,

la adorna.

¿Cuántos ojos mirarán

esta noche?

¿Cuántos suspiros de

amor provocará?

¿Cuántos amantes

se entregarán?

¿Cuántas almas

en pena llorarán?

Más esta noche

es dulce,

Noche de abril.

Eterna.

Noche serena.
 
 
 
 
 
              Disfruta de más noches acompañando a nuestra amiga Sindel.
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Palabra 27 de 52.- PUENTE






Un puente siempre cumple su función

de vencer obstáculos y adversidades.

Une razones, personas y metas...

Un puente es sinónimo de seguir,

de avanzar en nuestro camino,

aún teniendo en cuenta que puede

costar o ser difícil.

Un puente nos hace más ameno

el camino por el cual transitamos.

Nos cobija y es testigo de un

montón de historias que bien

pudieran ser contadas.
 
 
 
 
 
Puedes disfrutar de leer más puentes, con nuestra amiga Sindel, en su blog Palabras de Sindel.

miércoles, 2 de julio de 2014

Este jueves, un relato: Momento especial






 
Creo que no es secreto para nadie, y tanto los que me conocen, como los que me están conociendo a través de este blog, sabrán que mi momento más especial, fue el nacimiento de mi hija: De mi Azulita.

Antes que ella llegara a mi vida, yo era una persona gris, no era nada feliz. Viví un gran año de depresión, a pesar de que yo conocía bien muchos elementos psicológicos, que bien pudieron ayudarme y salir un poco adelante. El problema era que en ese momento, yo no era feliz. Arrastraba conmigo muchas situaciones del pasado, mucho resentimiento, rencor, y hasta intento de suicidio.

No podía dejar atrás (aún lo intento) muchas situaciones negativas que tanto yo como mi familia estábamos viviendo, eso es algo que he querido contar y transmitir en mi historia de Almas Perdidas, como un poco para liberarme, de todo lo malo que nos sucedió y todas las consecuencias que tanta maldad trajo consigo.

Cuando una noche salía muy cansada de mi trabajo, conocí a un muchacho muy noble, que a pesar de mi depresión me hizo sonreír. No es fácil que me hagan sonreír, porque yo soy de un humor negro, soy muy irónica y sarcástica al mismo tiempo.

La vida te brinda momentos felices, y David, (Alejandro, en Almas Perdidas) vino a señalarme el camino de luz, me llevó de nuevo al amor misericordioso de Dios, del que yo había huido. Y aunque yo no he podido sanar muchas heridas, no he podido olvidar muchísimas cosas. Él ha estado ahí para apoyarme. No sólo como pareja, sino como amigo. Porque yo me he vuelto mala, creo que me volví así por tantas cosas que antes me hicieron. Pero estoy luchando, créanme, quiero cambiar, y dejar atrás los daños. No he aprendido a perdonar y siento que odio, odio a quien hizo daño a mi familia.

Así que, el 24 de Agosto del 2012, cuando nació mi hija, las cosas para mí fueron muy diferentes. Me dedico a cambiar por ella, veo las cosas de diferente manera, ahora no sólo me importa mi vida, sino también la de ella. Su bienestar, su felicidad, su armonía y su equilibrio en todo aspecto.

Después de tanta tormenta, ella es mi arcoiris, mi cielo azul, mi sol en los días nublados. Amo a mi hija con una inmensidad que no puedo describir.



Para leer más momentos especiales con Pepe, en Desgranando Momentos.







                                       Esta foto fue tomada en el Hospital, cuando ya nos habían
                                       dado de alta. Azulia tenía dos días de nacida.



Ese mismo día en el hospital, cambiándola para irnos a casa.
 
 
 
En casa de los abuelos


Primer mes de vida, y la mamá contenta pero muy cansada.
 


Muchos momentos felices con mi hijita
 
 

Ella, mi principal felicidad
 
 





lunes, 23 de junio de 2014

Ay, ay, ay, ay, canta y no llores






 
Y que gana México, 3-1 a Croacia. Hoy a las 3:00 de la tarde, tiempo de México, se llevó a cabo el juego esperado para muchos mexicanos. A esa hora todo se paralizó, las oficinas dejaron de trabajar, todos pendientes de cualquier televisión prendida que transmitiría el mentado juego.


Incluso en las calles, había televisiones prendidas para que los peatones pudieran ver el juego y no se perdieran ni un minuto del partido.

Ya nada puede sorprenderme cuando se trata del futbol. La atracción de este deporte sobrepasa muchos niveles, nivel político, social, cultural y hasta económico.


No importan ahorita las reformas, ni los altos precios a los productos básicos, mientras México juegue bien, todos están contentos, o casi todos.


El futbol para los mexicanos es sagrado.


Puedo decir, y aunque me digan que soy amargada, que debo traer mi camiseta también, que es algo que los ha idiotizado.

Aunque no puedo negar que es todo un fenómeno social que bien se puede estudiar.


A mí no me interesa el futbol, no me gusta, pero veo que no puedo cerrar esa realidad, pues mi entorno, por ejemplo el día de hoy, se volvió tan futbolero, como si nada más en el mundo existiera.


Los mexicanos celebraron tanto este partido, que sólo fue de pase, no han ganado nada aún, más que el aplauso de todos los aficionados a este tan comercial deporte.


Y por otro lado, está la polémica de los gritos mexicanos a los arqueros. Para nosotros la palabra "Puto", es tan común, que hasta un niño pequeño lo dice. Y tiene un montón de connotaciones, no precisamente racistas ni homófobicas como la FIFA lo ha señalado.


La verdad da risa, pues sí a esas vamos, póngase estudiar todas las palabras de los diferentes países y culturas. Vamos, cada país tiene el uso de la lengua como le venga en gana.


Y los mexicanos aquí y en China usan los vocablos comúnes que no precisamente son ofensivos, sino es nuestra manera particular de hablar.


Y "Puto" es una de las palabras (me incluyo) que más utilizamos. Hay palabras, como "chingar" que ya las traemos en la sangre.


Bueno, falta ver, que los mexicanos no se 'corten las venas' este domingo que van contra Holanda. Nunca hay que hablar demás, todo puede pasar.
 
 
No todo es malo, es bueno ver caras felices, al menos por un partido de futbol.












Palabra 26 de 52.- BARCO








Mi niña, de grandes ojos negros,

se acercó a mí cierta tarde,

traía entre sus manos

una gran hoja blanca de papel.

Me la dio, la cogí,

al principio no entendí.

Pero me dijo "agua"

e inmediatamente le hice

un barquito de papel.

Ella con una gran sonrisa

esperaba impaciente

que terminara aquella creación.

Lo tomó entre sus manitas,

y corrió al patio trasero.

Yo curiosa la seguí,

y vi con ternura,

que aquel barquito de papel

flotaba gustoso

en un simple bote que

mi niña había llenado.

Nadie puede arrancar

la imaginación de un niño

ni lo que ella se

habrá imaginado.

Pues su barquito de

papel navegaba quizá

en grandes océanos.
 
 
 
 
Para navegar en más barcos pasa a visitar a nuestra amiga Sindel.

miércoles, 18 de junio de 2014

Palabra 25 de 52.- MIEDO









Un escalofrío que corre por el cuerpo,
el sentir de algo frío
impotencia,
angustia,
ansiedad,
taquicardia,
sudoración,
temblor,
presencia de algo,
del peligro,
de lo irreal,
o de lo real,
respuesta que nos da nuestro cuerpo,
difícil de controlar,
corazón latiendo a mil por hora
provoca muchas reacciones,
grito producido en la oscuridad.




Para sentir más miedos, visiten a nuestra amiga Sindel.



.

Este jueves, un relato: Mística






Daniel y Manuel eran dos investigadores de actividad paranormal, y también participaban en un programa de radio llamado Zona Fantasma, donde analizaban sus investigaciones y daban sus puntos de vista sobre experiencias paranormales.


El dueño de una casa los contactó para pedirles ayuda, ya que quería que su casa fuera investigada porque había mucha actividad paranormal y habían tenido que abandonar la casa. La casa era antigua, construida en los años setenta, en el estado de Tlaxcala, la casa ya estaba puesta en venta o en renta, pero ni se rentaba y mucho menos querían comprarla, no había nadie interesado en ella.


Había un cuarto en particular, muy grande, tipo salón, alfombrado. Al levantar la alfombra podías ver un gran pentagrama pintado en el suelo, el dueño ya había mandado pintarlo varias veces, pero el pentagrama seguía apareciendo cada vez más fresco.


Daniel y Manuel no sabían muy bien a lo que se estaban enfrentando, cada investigación los llenaba de entusiasmo, era algo que disfrutaban hacer, no tenían miedo. Pero al toparse con esto, fueron perdiendo su equilibrio, su fuerza interna, pues era algo más fuerte y no estaban preparados.


Tenían pensado quedarse dos semanas en esa casa, poner cámaras, micrófonos, cintas de audio y recorrer toda la casa y enlazarse en vivo a su programa de radio.


Las cosas fueron saliendo mal, en los enlaces en vivo se escuchaban voces, captaron muchas psicofonías, muchos cánticos confusos, en esos días que habitaron la casa encontraban palomas recién muertas, amarres extraños, les aventaban las puertas. El ambiente era muy pesado, corría viento helado con las ventanas cerradas. Para mal, atrajeron a los seres de oscuridad que habitaban en esa casa.


En el cuarto grande en donde estaba el pentagrama se habían realizado misas negras, adoraban a Satanás, renegaban de Dios, ofrecían sacrificios, realizaban orgías. Colocaban lienzos negros colgando de los muros y se iluminaban con cirios negros. Era degollado un gallo, un cordero o una cabra jóvenes, entre otros animales, sobre el cuerpo de alguna mujer. Esto fue dicho por parte de vecinos asustados.


Los días siguientes a la investigación, Daniel y Manuel fueron desgastándose por las energías negativas que habitaban la casa. Una de ellas era fuerte y no quería irse. Cuando se marcharon de ahí fueron perseguidos por esas fuerzas logrando en ellos un desequilibro mental y pérdida de la realidad.
 
 
 
Para más jueves místicos visita a nuestra amiga Casss.




 
 
 
 
 
 


miércoles, 11 de junio de 2014

Este jueves, un relato: Amigos






Los amigos que tengo los cuento con una sola mano. Esos que se preocupan por mí, ellos que me aceptan como soy, a esos que les gusta mi forma de ser, mis aficiones, mis gustos. Son muy pocos, pero gracias a Dios los tengo.


Por otra parte, tengo muchos conocidos pero no son amigos, no están conmigo en mis alegrías ni en mis tristezas, ni en mis triunfos ni en mis fracasos.


Analizo algunas veces si yo soy la del problema, la que no los conserva, las que los deja ir, la que es mala amiga. No lo sé.


Dice un amigo que si los pierdo, es porque realmente no había una amistad.


Conocidas, que se decían amigas, me han decepcionado y mucho. Creo que cuando hay interés tratas de hacer un hueco en tu tiempo, de hacer un espacio en tu agenda.

Quedaba de verme con algunas de ellas y siempre a última hora salían con un pretexto. Una vez invité a una dizque amiga a mi casa, y me dejó plantada, no fue para llamarme y decirme no voy a ir o al menos disculparse, nada. Ya anteriormente también me había quedado mal. He desechado por completo su amistad falsa.


Cuando nació mi hija, ninguna de esas amigas estuvo ahí para felicitarme, ninguna estuvo en ese momento de felicidad para mí, ninguna llamada, ningún mensaje, ni siquiera por Facebook, ninguna de esas que se decían amigas compartieron mi gran momento de felicidad conmigo. Si hubiera sido al revés, yo hubiera estado ahí con ellas, al pie del cañón. Me sentí decepcionada y demasiado triste, pero mi familia estuvo ahí conmigo.


La red social Facebook realmente te aleja de las personas que consideras amigas, e irónicamente te acerca a personas lejanas. Ahora mientras más likes les des, más amiga eres. Miden la amistad por los likes.

Aquí con los jueveros y en la blogosfera he encontrado cercanía, interés mutuos, a pesar de la distancia me he sentido cercana. Me gusta compartir lo que pienso, y ser así de abierta y sincera.


Yo no he encontrado esa amistad ideal, esa en la que no solamente das, sino también te dan, esa que se construye y se cuida. En donde te vuelves cómplice.


Bueno, rectifico mejor, creo que si la tengo, mi hjita de casi dos años se está convirtiendo en mi cómplice, en mi compañera de días, de juegos, de secretos y risas. Ambas somos felices día a día, ella es mi mejor amiga. Y Dios también lo es.

Pero no lo niego, sigo en la búsqueda de esos amigos que aligeran más nuestras vidas, que nos hacen sonreír y nos dan momentos felices,
más que querer tener amigos, quiero ser una buena amiga.









 
 
 


 
 
 

Para leer más sobre amigos, visiten a Alfredo en la Plaza del Diamante.

lunes, 9 de junio de 2014

Palabra 24 de 52.- SIRENA







Sobre espuma alzada
canta frágil y bella,
entre el agua
y el azul del cielo.
Canta versos en la
profundidad de su hogar.
Deseo y secretos,
atraes con tu
canto y belleza
a los hombres.
Con tu gran
cabellera húmeda
al viento,
abraza de alguna
enorme roca,
eterna espera,
dulce sirena.





Para leer más sobre Sirenas, visita a nuestra amiga Sindel.

Palabra 23 de 52.- MAGIA







La magia no sólo está en lo misterioso e indescriptible, sino en lo cotidiano, en lo simple.
En una sonrisa que me brinda en la mañana.
En una palabra aunque mal pronunciada.
En su descubrir cada día.
En una carcajada sin medida.
En unos ojitos que con todo brillan.
Y la magia que con ella yo tengo cada día.




jueves, 5 de junio de 2014

ALMAS PERDIDAS. Capítulo 6: La muerte de Misifú


Capítulo 6: La muerte de Misifú

 




Ya había cumplido 15 años, la edad que todas las chicas desean, por las enormes fiestas quinceañeras que se celebran. Yo le dije a mi padre, que no deseaba fiesta alguna, ni tampoco un carro. Mi padre me dio algo de dinero y me lo gasté en libros, música, revistas, entre otras cosas.

No quería nada escandalosa, es más, hasta quería pasar desapercibida esa edad. En ese tiempo me volví muy introvertida. Los amigos los contaba con una sola mano. Casi no hablaba y en la preparatoria siempre andaba cabizbaja y con los cabellos en la cara para que no me vieran totalmente el rostro. Morticia me seguían diciendo algunos, apodo que desde muy niña me pusieron, por mis cabellos largos y negros, y mi piel blanca.

-Así nací idiotas — les llegué a decir un día.

En ese tiempo estudiaba dibujo, vivía en mi mundo. Yo no iba a discos, ni a bailes, no era de mi agrado. Así que en mis vacaciones me la pasaba leyendo y escuchando música.

Mi gata Misi siempre estaba a mi lado, algunas noches desaparecía porque traía un novio gato, ese gato se llamaba Chaires, era de la vecina. Misifú y Chaires se volvieron muy unidos. Creo que alguna vez sentí celos, porque Misi llegó a desaparecer tres dias seguidos. Me preocupaba, pero nunca se iba en definitivo, volvía y corría las escaleras hasta mi cuarto, me sorprendía cuando estaba en la cama. Como diciendo: Hey, aquí estoy, ya volví.

Cuando cumplí 15 años mi madre me llevó a un estudio fotográfico, quería una sesión de fotos. Ese mero día, me salió una espinilla enorme en la mejilla derecha. Era raro que me salieran espinillas, pero ese día fue el colmo, era gigante. Traía ojeras y mi cabello sin chiste.


Mi madre me consiguió un vestido de fiesta color melón, con guantes y sombrero. Me pareció ridículo, pero no quise hacerla sentir mal. Sentí que esa color no se me vería muy bien, y me vería gorda.


Me lo puse de mala gana, y primero me hicieron un peinado, que no estaba tan mal, pero no me gustó, después me maquillaron. Y me sorprendí, parecía otra, no me veía tan mal ni tan ojerosa, habían ocultado esa enorme espinilla. Creo que me veía guapa. Y mi madre se emocionó tanto que hasta una lágrima derramó.


En casa, me esperaba toda la familia de mi padre, las tías que me caían gordas, los primos que a las quinientas veía, pero traté de disfrutar ese día. No siempre se cumplen 15 años.


Mi abuelo, el padre de mi papá no pudo asistir porque se sentía mal. La familia de mi mamá no fue invitada porque a ellos no les gustan las fiestas, son cristianos y no les parece bien los bailes y los alborotos de las fiestas.


La comida estuvo muy rica, el pastel y todo. Despedí a los invitados. Sólo una tía, hermana de mi papá, se quedó a dormir ahí. No era raro que lo hiciera, pues a veces su esposo andaba de viaje y ella prefería que la recogiese al siguiente día.

Ya en mi cama, agradecí a Dios y a mis padres el haber celebrado ese día. Abrí algunos de mis regalos y escribí algunas notas en mi diario personal. Misi se subió a mi cama, como entendiendo que había sido mi día, y me dio una de sus manitas, la abracé y nos quedamos dormidas.
 
(CONTINUARÁ...)




Template by:

Free Blog Templates