/

lunes, 23 de junio de 2014

Ay, ay, ay, ay, canta y no llores






 
Y que gana México, 3-1 a Croacia. Hoy a las 3:00 de la tarde, tiempo de México, se llevó a cabo el juego esperado para muchos mexicanos. A esa hora todo se paralizó, las oficinas dejaron de trabajar, todos pendientes de cualquier televisión prendida que transmitiría el mentado juego.


Incluso en las calles, había televisiones prendidas para que los peatones pudieran ver el juego y no se perdieran ni un minuto del partido.

Ya nada puede sorprenderme cuando se trata del futbol. La atracción de este deporte sobrepasa muchos niveles, nivel político, social, cultural y hasta económico.


No importan ahorita las reformas, ni los altos precios a los productos básicos, mientras México juegue bien, todos están contentos, o casi todos.


El futbol para los mexicanos es sagrado.


Puedo decir, y aunque me digan que soy amargada, que debo traer mi camiseta también, que es algo que los ha idiotizado.

Aunque no puedo negar que es todo un fenómeno social que bien se puede estudiar.


A mí no me interesa el futbol, no me gusta, pero veo que no puedo cerrar esa realidad, pues mi entorno, por ejemplo el día de hoy, se volvió tan futbolero, como si nada más en el mundo existiera.


Los mexicanos celebraron tanto este partido, que sólo fue de pase, no han ganado nada aún, más que el aplauso de todos los aficionados a este tan comercial deporte.


Y por otro lado, está la polémica de los gritos mexicanos a los arqueros. Para nosotros la palabra "Puto", es tan común, que hasta un niño pequeño lo dice. Y tiene un montón de connotaciones, no precisamente racistas ni homófobicas como la FIFA lo ha señalado.


La verdad da risa, pues sí a esas vamos, póngase estudiar todas las palabras de los diferentes países y culturas. Vamos, cada país tiene el uso de la lengua como le venga en gana.


Y los mexicanos aquí y en China usan los vocablos comúnes que no precisamente son ofensivos, sino es nuestra manera particular de hablar.


Y "Puto" es una de las palabras (me incluyo) que más utilizamos. Hay palabras, como "chingar" que ya las traemos en la sangre.


Bueno, falta ver, que los mexicanos no se 'corten las venas' este domingo que van contra Holanda. Nunca hay que hablar demás, todo puede pasar.
 
 
No todo es malo, es bueno ver caras felices, al menos por un partido de futbol.












3 comentarios:

Yessy kan dijo...

Felicidades a México!
En eso tienes razón, todos los países tienen ‘palabras’ especiales para cuando la euforia nos invade, ya sea por algún acontecimiento del deporte, político, personal y hasta cuando nos sacan de nuestras casillas. Deseo que México salga muy bien en este mundial.
Saludos

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Se parecen bastante a los argentinos, en el fanatismo por el futbol, que llega a los medios de comunicación.
A la selección argentina le ha ido, bien a pesar de esa tendencia de hacer sufrir al público, con ese estilo de jugar. Menos mal que Messi hace goles y que Romero ataja.

SUEÑOS DE SINCERIDAD dijo...

No te enfades conmigo. Aunque soy español, mi selección favorita de futbol es la holandesa, ayer tuvisteis mala suerte, muy mala suerte, pero te digo una cosa, habeis hecho un papelón, os felicito.
Un beso.

Publicar un comentario

Template by:

Free Blog Templates