/

miércoles, 30 de julio de 2014

Este jueves, un relato: "Él y sus circunstancias"















"Vive como predicas, di lo que haces, y haz lo que dices"
Anatole France




Había sido testigo, alguno que otro domingo, de los golpes de pecho de Hilda, su cuñada, cuando lloraba a moco tendido desde el pulpito, cantando una alabanza o vanagloriando a Dios.

La miró varias veces y no lo pudo creer, le dieron ganas de vomitar, de ver tanto drama por parte de ella.


- No sé si la odio, quizá sea algo menos, pero lo que te puedo decir es que no la soporto, no soporto a tu hermana. No la quiero cerca de mí, ni de ti, ni mucho menos de la niña.

- Querida, cambia un poco tu forma de parecer, ella no es mala, simplemente no se da cuenta de lo que hace.

- Ni de lo que dice.- vociferó Sarahí a su esposo.



Esta mujer era el demonio en persona, todos los domingos era una en la iglesia, y a partir del lunes le hacía la vida imposible a cuanta persona se le atravesara, incluso a su propia madre y hermanos. Provocaba peleas familiares, en donde quería imponer su posición, donde solamente ella tenía la razón e insultaba a diestra y siniestra. Maldiciendo al prójimo. Insultando a todas las cuñadas, pues ninguna era digna, según ella, para sus hermanos. Tenía mucha envidia de todas ellas.

De unos años para acá, vive en la amargura, por causa de la infidelidad de su marido, muchos han tenido que pagar los enojos, y los celos que esto le ha provocado. Tiene doble cara, frente al pastor y a la iglesia, se comporta de una manera y fuera de ella, es completamente todo lo contrario que dice pregonar. La familia ya se ha cansado de ella y sus actitudes.

Han planeado desenmascararla un domingo, enfrente de todos los hermanos. La confrontarán, quizá podrán perdonarle, pero primero ella tendrá que arrepentirse y pedir perdón, sobre todo a Dios, a quien más le ha fallado, como hija cristiana que dice que es.
 


 
 
Para más relatos visita The Daily Planet's Bloggers

 

10 comentarios:

casss dijo...

El relato consigue el objetivo propuesto. Habrá que ver si el lobo vestido de cordera, logra encarrilarse...

Un abrazo juevero

El Demiurgo de Hurlingham dijo...

Y hay gente que se porta así. Y tal vez lo usa como discurso argumentativo para sembrar la discordia.
¿Lobo disfrazado de cordero? Más bien cordero disfrazado de lobo. Hay en los lobos algo de nobleza, para convertirse en perros, por amistad con la humanidad.

Ame dijo...

Ese sería el problema de tener dos frentes, llega un momento en que puedes engañar a uno, a dos, pero no a todos y el resultado puede dar una sacudida que no esperas.
Un beso.

Montserrat Sala dijo...

Muy bonita la viñeta, Azulia. hay mucha gente así . que parecen corderos y en ralidad son unos lobos ferocísimos, de los que hay que apartarse. Muy buena entrada. Saludos veraniegos.

Neogéminis Mónica Frau dijo...

La hipocresía, la doble cara suele ser señal de desprecio por el semejante tanto en consideración como por falta de estima, pero además, desprecio por sí mismo, porque se vacía a sí mismo de respeto y contenido.
Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

La doble cara y la doble moral, y la envidia que es lo peor que hay; pero esas personas al final encuentran la horma de su zapato.
Buen relato
Un abrazo

San dijo...

Una doble personalidad, la imagen del lobo con piel de corderito le viene que ni pintada.
Besos.

Sindel dijo...

Excelente relato, y me gusta ese final que le van a dar.
Mucha gente lava sus pecados en la iglesia, yendo una vez creen que todas sus maldades serán perdonadas. Pero la vida es otra cosa, hay que ser buena persona siempre, o al menos intentarlo.
Un beso.

Maria Jose Moreno dijo...

Personas dañinas, tóxicas que nos rodean y des que s mejor alejarse. Un beso

Max Estrella dijo...

Por desgracia hay muchas personas así, de esas de lunes a viernes...mejor lejos y que los choques se produzcan únicamente de vez en cuando...
Besos

Publicar un comentario

Template by:

Free Blog Templates