/

miércoles, 8 de octubre de 2014

Este jueves, un relato: Encrucijada


La encrucijada del sistema educativo y del cambio social

  

Ayer mismo, me encontraba leyendo casi todo lo relacionado con los sucesos que se registraron el 26 y 27 de septiembre en el estado de Guerrero, sobre los estudiantes asesinados en Ayotzinapa. A pesar de que trabajo en un medio de comunicación y mi contacto a diario es con el mundo periodístico, creo que se me había pasado leer esta nota, entre tantas notas... Y me pareció aberrante. Indigno. Un sobrepasar y pisotear los derechos humanos.

Como mexicanos no hemos olvidado algunas masacres que han marcado la historia del país. Pero ésta, no es una nota entre notas, es una nota que pasa los límites de la crueldad, de la corrupción, de la sensibilidad, de una falta de humanidad y creo que me faltarían tantos adjetivos y palabras.

Cuarenta y tres alumnos de la Normal Rural de Ayotzinapa desaparecidos por la propia policía, por el propio gobierno.

El sistema de enseñanza de hoy en día quiere callar la voz propia de los estudiantes, quiere seres automáticos sin pensar. Cuando ellos piensan y se vuelven rebeldes por la lucha constante de sus ideales. Eres un revoltoso que la autoridad tiene que desaparecer, porque estorbas y eres una manzana que pudrirá a los demás. En resumen, tienes que obedecer.

Si la educación fuera cualitativa, hubiera un cambio social, cambio que algunos pedimos a gritos, los que no somos conformistas, los que queremos un mejor futuro, un mejor país.

Esa encrucijada de ser o no ser un individuo pensante, un estudiante que lucha por su institución, que se rebela ante la autoridad, los llevó quizá a la muerte.



 


 


 




43 alumnos desaparecidos...
 
 
6 personas muertas, entre éstas, tres estudiantes, 20 heridos y 43 estudiantes desaparecidos.
 
Entre los estudiantes asesinados, uno fue cruelmente desollado:
 
 
 
 
Julio César Mondragón (estudiante de la Normal Rural de Ayotzinapa, encontrado desollado)
 


foto tomada de la red
 
 
 
 
¡26 de septiembre, no se olvida! #Ayotzinapa
 
 
 
 
 


Te invito a leer más encrucijadas con nuestro amigo Pepe.
 
 
 
 
 

17 comentarios:

Baltazar Cherrutti dijo...

Es realmente indignante que sigan pasando estas cosas en nuestra América Latina... Creíamos que estas prácticas las habíamos sufrido en los 70 y 80 cuando padecimos las macabras dictaduras militares... ¡Fuerza, compañeros/as!

Susurros de Tinta dijo...

Es increíble!, sinceramente escuché la noticia y me quedé boquiabierta, porque tampoco pude enterarme del todo porqué se los llevaron, ni porqué no hay justicia para poder buscarlos y condenar a los culpables, esta encrucijada entre el miedo y la libartad no debería existir, todo camino debería llevar a la libertad, ánimo, miles de besosssssssssssssss

Tracy dijo...

Es terrible el tema, hay que luchar para esclarecer los hechos y dicho esto hay que decir que referidas a la educación existen tantas encrucijadas en todos lados, que es fácil no saber qué camino tomar, pero seguro que no nos equivocaremos si pensamos en que sea igualitaria, pública y con calidad.y por supuesto LIBRE

Juan L. Trujillo dijo...

Eso no son encrucijadas. Son trampas para saciar la sed de sangre de aquellos que no entienden que el pensamiento único no existe, aquellos a los que les molesta que la gente piense y sepa.
Es el comportamiento de los que le aterroriza la palabra libertad.
En la distancia, comparto tu rabia.
Un abrazo.

Azulia PourToujours dijo...

Sí, coincido contigo Baltazar, es más que indignante esta situación. El gobierno se lava las manos, se echan la culpa unos a otros, la policía se hacen las víctimas y le echan la culpa al crimen organizado.

Azulia PourToujours dijo...

Hola Susurros de Tinta, en este país la justicia es una utopía, se los llevaron dizque por ser revoltosos y haberse robado dos camiones para trasladarse, pero eso no justifica que hayan matado a 6 personas, lesionado a otras y desaparecido a 43 estudiantes, que nada se sabe de ellos a estas alturas.

Azulia PourToujours dijo...

Terrible y horrible Tracy, gracias por comentar. La situación es fea y quien sabe si se esclarezca.

Azulia PourToujours dijo...

Gracias Juan, rabia e impotencia sentimos todos. Quise más que nada poner la encrucijada de ser como uno es, libre, luchador, con ideales, con defender causas a tomar el otro camino de ser seres obedientes, agachados, conformistas, esa fue más que nada mi encrucijada.

Lucia M.Escribano dijo...

Ira y rabia me provoca esta situación que padecéis.
Cuando los que tienen el poder, tapan las bocas de quienes opinan distinto a ellos, en vez de escuchar y dialogar. Se comportan como verdaderos cobardes y muestran su verdadera debilidad " El miedo a perder sus privilegios "
Abrazos tesoro y mucha fuerza.

Pepe dijo...

Gabriel Celaya decia que la poesia es un arma cargada de futuro. La libertad de pensamiento, la libertad de credo, la libertad de expresión son armas poderosas, por eso los que detentan el poder tienden a reprimir esas libertades. No quieren oir más voces que las suyas, más argumentos que los suyos, En la distancia, me solidarizo con los que ante esa encrucijada y a pesar de los riesgos, deciden ser libres de pensar, de hablar, de actuar.
Un fuerte abrazo.

G a b y* dijo...

Qué terrible! Defender pensamientos, ideologías, derechos... son cuestiones que ni deberían ponerse en discusión! Cada cual debe ser libre de expresarse con total libertad... pero esto, ya traspasa todo. Genera mucha impotencia! Entiendo tu punto de vista, ese quedar entre la espada y la pared de ir por lo que uno cree a viva o meterse en un mutismo de miedo. Tremendo!
Besos!
Gaby*

rosa_desastre dijo...

Verdaderamente aterrador este hecho que nos cuentas y del que no tenía conocimiento. Impotencia y rabia de ver como coartan libertades y pensamientos a aquellos que no se rigen por los cánones impuestos de un grupo podrido.
Un abrazo

Carmen Andújar dijo...

Muy cruel. ¿Hasta dónde puede llegar el ser humano? Inhumano, sin palabras.
Un abrazo

Sindel dijo...

Terrible Azulia, impactantes imágenes y tus palabras. A veces pensar y expresar cuesta demasiado caro. Es una pena que en países "libres" pasen estas cosas, que se contradicen con la libertad.
Un beso enorme.

Maria Jose Moreno dijo...

Duro el tema que nos planetas y sin embargo tan cierto y real que estremece. No somos ovejas sino individuos pensantes y así hemos progresado a lo largo de la historia, aunque por desgracia con muchas pérdidas humanas. Un beso

Charo dijo...

He escuchado la noticia y realmente me quedé horrorizada, y además creo que se le ha dado poca publicidad para lo grave que es. Increíble que sucedan estas cosas hoy en día en un país civilizado! Espero que se castigue a los culpables con todo el peso de la ley! Un beso

Juan Carlos dijo...

Uf, por aquí nos quejamos, pero no estamos tan mal. Parte de tu relato se podría firmar en España, tal vez en Europa, pero esa violencia no ha llegado aquí.
Me uno a tu grito.
Besos.

Publicar un comentario

Template by:

Free Blog Templates